Creencias Sanadoras

Posted on Actualizado enn


En un segundo  en  nuestro cuerpo ocurren miles  de reacciones químicas, intercambios de iones, síntesis de proteínas, acoplamientos de enzimas. Se crean cientos de células y desaparecen otras tantas… y todo ello sin nuestro consentimiento consciente.

Cada célula sabe que hacer, cuando y cómo.
Cada persona tiene unas 50 mil millones de células que viven ,se nutren,  respiran y cooperan en armonia.

¡Ojalá pudieramos decir lo mismo de los habitantes de este planeta!
A pesar de que no pensamos en ello, todo funciona correctamente.
¿Por qué enfermamos si todo es maravillosamente exacto, preciso y armonioso?
¿Qué o quién es lo que rompe este equilibrio?

Se sabe desde hace tiempo que cada uno de nuestros pensamientos, creencias  y conductas repercuten en nuestra biologia.
Se producen cambios bioquímicos, cambios en la actividad cerebral , variaciones en parámetros como la presión sanguínea y los latidos del corazón. Para darse cuenta de ello, no hace falta ser un científico de relevancia mundial. Todos hemos sufrido en nuestro cuerpo estos cambios.

Las investigaciones cientifícas hasta ahora, se han basado principalmente en como los pensamientos negativos, el estrés y la tristeza pueden repercutir negativamente en nuestro organismo.

Lo lógico es que si los pensamientos negativos reiterados durante  mucho tiempo pueden provocar desórdenes en nuestro estado de salud, los pensamientos  y creencias positivas pueden mejorar una salud deteriorada y devolver al organismo a su punto de equilibrio natural.

Lo lógico es que se investigara más sobre como modificar nuestra mente, como cambiar nuestras  creencias  para  mejorar la salud sin necesidad de nada más que tiempo para pensar, sentir y descubrir nuestro rico mundo interior.

Porque aquí lo importante no es  lo que pensamos si no  en lo que creemos.

Y es que la mayor parte de nosotros atesoramos  un sin fin de creencias. La mayoria de ellas basadas en hechos acontecidos hace muchos años, en nuestra infancia,en cambio  otras  son de nueva adquisición.

A base de repetir un mismo mensaje durante mucho tiempo se convierte en creencia, si este mensaje repetitivo le añadimos un alto contenido emocional, el tiempo que tarda en convertirse en un pilar de nuestro sistema de creencias disminuye.

Y es así , como un buen dia te levantas por la mañana con un montón de ideas preconcebidas y dogmáticas sobre la salud, la enfermedad, el amor, sobre tí mism@ y  sobre como han de ser las relaciones familiares o laborales.

Así que si quieres cambiar tu forma de ver el mundo, tu estado de salud, la forma en la que te relacionas con otras personas, debes de cambiar tu sistema de creencias.

Cuida tus pensamientos porque se volverán palabras.

Cuida tus palabras porque se transformarán en actos.

Cuida tus actos porque se harán costumbre.

Cuida tus costumbres porque forjarán tu carácter.

Cuida tu carácter porque formará tu destino.

y tu destino, será tu vida.

Mahatma Gandhi

 

María J. González

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s